miércoles, 17 de septiembre de 2008

La balada de la llorona

Regreso y lo hago en un mal momento de mi vida. Regreso una vez mas llena de mil cosas en la cabeza y un montón de enredos en el corazón. Mi vida solo tiene sentido cuando logro encontrar la paz que requieren mis sentimientos para dejarme pensar, producir y seducir por el arte, pero este no es un buen momento.

Yo siempre lo he dado todo, saben? Y aunque trato de reinventarme, mis comportamientos y forma de expresar lo que siento es siempre la misma. Mi hermana me dice que me falta carácter y personalidad, y aunque siempre lo niego, en el fondo sé que ella tiene razón.

Cuando quiero a alguien, no importa la gravedad de lo que me haga, yo siempre estoy dispuesta a perdonar y hago de cuenta que nada pasó. Y ahora pienso y me doy cuenta que soy una mujer dependiente de los demás, siempre buscando la aceptación y el cariño. Mendigando palabras bonitas.

No soy consentida, la consentida es mi hermana y ella es más madura que yo. Voy a ser sincera por primera vez en mi vida, soy una mujer traumada, llena de complejos.

Por qué es tan dificil amar a alguien que se entrega por completo a otra persona? Por qué es tan dificil para la gente de hoy entregarse y compartir su vida con otro? Por qué la gente no valora lo que tiene y siempre vive inconforme con todo, en especial con su misma gente?

Para ser querida y valorada debo ser una mierda con las personas que quiero que me quieran? A nadie se le puede obligar a nada, pero para mi es muy dificil entender a la gente. Baaaahhh, estoy en un mal momento, pensé que esta angustia que me consume nunca más se iba volver a presentar, pero ahora regresa y me angustia, porque no me quiero quedar sola, porque mi corazón estaba tranquilo y una vez más empieza a enfermarse.

La gente no juega limpio y promete cosas que luego no cumple. Yo cuando digo que es para toda la vida, es eso, para toda la vida, no es una simple frase de compromiso, si lo digo es porque lo siento. Cada quien tiene sus palos días y sus proios traumas, pero no por eso he de desquitarme con las personas que me quieren, no por eso salgo corriendo a los brazos de otro. La gente de hoy no tiene palabra, la palabra del hombre actual no tiene validez.

Tal vez mañana ya esté mejor, es lo más seguro, pero hoy me quiero poner a llorar. Si no tiviera familia me lanzaría por esta ventana estupida que siempre me muestra lo mismo. Si no fuera por mis padres, este cuerpo ya no sería vida y estaría cubierto de muerte.

Yo tuve una amiga y ella se la pasaba de tragedia en tragedia y para mi era a veces una mamera tratar de lidiar con sus tusas (tuzas), ella siempre salía con el cuento de que quería morirse, decía que esa era la única forma de hacerle ver a la gente que la rodeaba su verdadero valor. Decía que solo estando en un ataúd, la gente comprendería lo valioso de su vida y sus sentimientos.

Baaahhhh, pues etoy en la misma. Si muriera en este momento, estoy segura, que muchos de esos que hoy me desprecian, estarían lamentando mi partida, bueno de pronto no, de pronto solo estaría mi familia. Quisiera no creer en el amor, como lo hace mi amiguito, pero no puedo, yo soy de otra época y en esa otra época el amor es incondicional y para siempre y no depende ni de los estados de ánimo de de otra gente que no pierde oportunidad para tirarse las relaciones de los demás.

Podría escribir todo el día sobre esto, pero no quiero desgastar a los pocos que me leen. Perdonen la mala vibra, pero sé que mañana o más tardecito voy a estar mejor, por ahora, solo quiero sacar todo esto que llevo adentro.

Besos a la Doc, a Quime, a Pepa y Akeronte. Los quiero desde la distancia.

5 comentarios:

Akeronte dijo...

Tu sabes lo que pienso al respecto.
Que el humano en tanto es mortal no puede jurar eternidades, pues es consciente de que vida solo hay una y cada momento para las cosas y a las personas. Pienso que el humano es eso, un cúmulo de instantes. Es la suma de pedazos de vida, de días, de meses, de años. Pero nuca va a ser ese tiempo eternizado que profesaba el romanticismo alemán. Ese romanticismo de Marcel Proust, si vas en busca del tiempo perdido, en esta época, no lo vas a encontrar.

Anónimo dijo...

Hola, pues que ¿mal? lo que cuentas, la verdad es que en la naturaleza humana esta la inconformidad, somos seres tan elementales que nunca conoceremos la felicidad, porque no esta hecha para los ojos de los mortales, nuestra vida es como una montaña rusa de emociones, hoy 'amamos', mañana odiamos...
Comparto tu idea de que cuando es 'para siempre', es para siempre (entiendase, como dicen algunos por ahi, hasta que la muerte de ambos nos separe), un saludo... y espero que mañana o ahora estes mejor...
PD: Yo también espero encontrar a alguien verdaderamente incondicional... jeje

Quime Atópica Videosa dijo...

Que complicado señorita, pero puedo decir que comprendo el sentimiento, de alguna manera.

A veces regalamos amor muy fácil. A veces regalamos amor a las personas equivocadas. A veces olvidamos amarnos a nosotros mismos. Ahora, puedes decir lo que sea sobre tí. Pero respeto la capacidad que tienes de compartir tus sentimientos, especialmente en esta época en la que sacar todo lo que se lleva adentro es casi pecado. Reconocer lo que se es y lo que se vive por dentro es un acto de nobleza.

Sé que tu ruego no es por ayuda sino por comprensión. Tal vez ni eso. Llorar es bueno de vez en cuando, pero no hay que abusar, corres el riesgo de que se te sequen las lágrimas de por vida.

Un saludo y un abrazo, creo que es lo mejor que puedo enviar, aunque sea desde la distancia.

DoctoraCapital dijo...

Loquita, lo que pasa es que la gente le teme al compromiso, porque el compromiso desnuda al ser humano, y estar desnudo es... literal y metaforicamente el estado mas vulnerable. Hombres y mujeres dependen de las peleas y las cantaletas para sentirse valorados; y ahi si en sabias palabras del dios del Metal, Los amores viejos son duros de matar, Las mentiras viejas son AUN MAS DIFICILES DE MATAR. Lamento mucho que me la hayan roto, no es justo, porque eso disminuye el porcentaje en que uno es bueno y noble con la pareja. Lo peor!! pero chinita, recoja sus pedacitos y peguelos a conciencia, que asi es mejor, saque fuerza de flaqueza.
Un abrazo!

Dominique Dusán dijo...

En estos momentos es cuando se reconoce a los verdaderos amigos. Reconozco en las palabras de cada uno de uds el valor de la comprensión y el cariño, así sea de lejitos. Que bonito es saber que los malos momentos dejan cosas buenas. Todos tienen razón, y como dije, a veces peco de tonta, pero bueno, espero ir madurando, a veces me da pena, porque mi forma de ser va con mi edad y con lo que he vivido, pero bueno, todo hace parte del aprendizaje de la vida. Las personas no valoran lo que tienen y yo no quiero pasar por eso, así que de una vez les digo que valoro y agradezco cada una de las palabras que han tenido la gentileza de escribirme. Se que sus deseos, consejos y recomendaciones son sinceros y de cierta forma uds han hecho que no me sienta tan sola. Hay que seguir adelante, pues más se perdió en la guerra, como dicen los abuelos, además, en la conciencia de cada quien está la verdad de lo ofrecido y lo vivido, así que si te he visto no me acuerdo. jajaja. Ya estoy de mucho mejor ánimo y sus comentarios me han servido demasiado. De todos aprendo cada día algo muy valioso. Ya mismo me dispongo a escribir algo nuevo para que me dejen nuevas cositas y dejar atrás este episodio tan vergonzoso. Una vez más, GRACIAS, a Akeronte por ser una luz en el camino, a "nosloquecrees", por ser así, a Quime por sacar un tiempito y brindarme esas palabras tan alentadoras y a la Doc, que se convierte casi en mi Sensei, por dejar en mi blog cada comentario. Un abrazo a todos.